Gorros de lana: elige uno que te favorezca

Bueno, pues parece que empieza a hacer frío de verdad. Yo, hasta esta semana, no he sacado los gorros de lana de su caja, aunque todavía no me he puesto ninguno. Pero creo que de este fin de semana no pasa. Me los he estado probando y hay que ver cómo cambia el cuento de un gorro a otro, alguno me lo debí comprar con los ojos cerrados.

Así que se me ha ocurrido escribir un post con algunos consejos para que, si además de protegerte del frío, el gorro elegido resalta tus virtudes, pues mejor que mejor.

  • Rostro redondeado. La idea es intentar estilizar la cara, para ello procura dejar la frente al descubierto y usa gorros que visualmente alarguen la cabeza. Los que tienen un gran pompón al final son una buena opción.

 

  • Rostro cuadrado. Si es tu caso, para suavizar los rasgos angulares de tu rostro opta por un gorro en el que predominen las formas redondeadas. Por ejemplo, uno de lana con visera o de tipo turbante.

 

  • Rosto alargado. Para este tipo de rostros, los gorros de lana tipo boinas son perfectos. Intenta tapar la frente, así estarás más calentita y además te quedará mejor.

 

  • Color. Al igual que ocurre con la ropa, es fundamental elegir un color que te favorezca. Como el gorro va pegado a la cara, si el color no está en tu paleta personal, el aspecto de tu rostro puede perder luminosidad. Pruébate el gorro antes de comprártelo, tu piel debe ofrecer una aspecto fresco y luminoso.

Por cierto, el gorro de la portada es de Zara.

¿Sabes ya qué tipo de gorro te favorece?

 

 

2 Comments

Me encantaría saber qué opinas del post

A %d blogueros les gusta esto: