Kitten heels o los tacones de abuela

Disfruta de su comodidad si perder un ápice de estilo.

¿Has oído hablar de los kitten heels? ¿No? Bueno, es que ahora tendemos a usar anglicismos para casi todo, pero vamos, que son los típicos zapatos con tacón de abuela. Es decir, los que tienen una altura de entre 3,5 y 5 centímetros, y que así, de primeras, no parecen muy espectaculares. Este tipo de tacón llegó con fuerza hace unas cuantas temporadas y lo hizo para quedarse y facilitarnos la vida a la hora de llevar tacones.

Es cierto que son más complicados de combinar, puesto que no estilizan demasiado, que los taconazos. Pero también es verdad que para estar un día entero con tacones, nuestros pies y nuestra columna nos lo agradecen enormemente.

A mí personalmente, bonitos, por regla general, no me parecen, pero si los combinas con gusto puedes obtener un look estiloso, y lo mejor de todo, cómodo.

Aquí tienes unas cuantas ideas para que recurras a los kitten heels de vez en cuando y dejes descansar a tus pies de la tortura del taconazo.

Sugerencias:

  • Con unos pitillos y una blazer, tienes el éxito asegurado. Eso sí, los pitillos a la altura del tobillo, no más largos que si no acortarás tu figura.
  • Con una minifalda y un jersey oversize obtendrás un look fresco y desenfadado.
  • Con pantalones de los que tienen gomas en los tobillos. Pruébalo, te sorprenderá el resultado.

Contraindicaciones:

  • Faldas midi, te acortará la figura y corres el riesgo de conseguir un look abuelil que seguro que no es lo que deseas.
  • Pantalones campana, tampoco te lo recomiendo, muy poco estiloso.

¿Qué te parecen estas ideas, cómo no, de Zara?
Kitten heels Zara

Kitten heels Zara

Kitten heels Zara

Kitten heels Zara

 

2 Comments

Me encantaría saber qué opinas del post

A %d blogueros les gusta esto: